martes, 3 de junio de 2008

JAF not dead


Uno de los puntos donde se juntan los prefectos es debajo de la autopista Buenos Aires - La Plata en Puerto Madero. Varias veces me pararon con el auto y me pidieron todo el papelerío, que abriera el baúl, que soplara el tubito para el control de alcoholemia... Pero esta vez pasé caminando así que no me iban a detener.

Fue el domingo a la mañana y había como cinco prefectos charlando y jugando con los celulares. En realidad no era ningún juego, estaban escuchando música. ¿Cumbia, reggaeton, melódico? Bueno, no, estaban charlando con JAF de fondo. Y no cualquier canción de JAF, un domingo a la mañana en la parada de los prefectos sonaba “Maravillosa esta noche”, la versión en castellano de “Wonderful tonight” del maestro Eric Clapton.

En la primaria, vamos a decir cuando tenía diez años, los cumpleaños se hacían a la tarde. Tenían horario de comienzo y horario de fin. En las tarjetitas se leía: “Te invito a mi fiestita de cumpleaños de 16 a 20”. Se podían hacer en las casas, salones, peloteros, el Paseo de la Infanta o el Italpark.

Las fiestas de cumpleaños que se armaban en las casas eran las mejores, las más jugosas. Como había luz de día, dado el horario, se bajaban las persianas, se cerraban las cortinas, se apagaban las luces y entonces, llegaba el momento. Los lentos. En mi época sonaba mucho Guns N’ Roses, Queen, Fito Páez y por supuesto, JAF. Estamos hablando de cuando Juan Antonio Ferreyra -ex Riff- era pelilargo, usaba pantalones chupín elastizados y chaleco de cuero. “Maravillosa esta noche” era mi favorita, en lo posible me la guardaba para “apretar” con el chico de turno que más me gustaba.

Me acuerdo que Diego era el más zarpado, literalmente me apretaba muy fuerte contra su cuerpo, me hacía sentir su respiración y eso me ponía un poco nerviosa, no me gustaba mucho cuando me tocaba con él. Otros eran más serios y mantenían cierta distancia.

Ahora que voy a bailar tango (a decir verdad fui una vez sola) volví al “apriete”. Está bueno, gracias a la milonga tuve el contacto físico más cercano en mi vida con un señor de unos 70 años. Y además la música es bastante mejor, al menos no tengo que escuchar a JAF haciendo pedazos un clásico.

3 comentarios:

Pablo U dijo...

Jajaja. Por un momento pensé ibas a sacar a bailar al prefecto. No sé qué edad tendrá JAF ahora, pero ya sin pelo, a lo mejor te lo encontrás para bailar el tango.

Saludos!

AYE dijo...

Muy bueno!
Qué fue de esa movida "que vuelvan los lentos"??

Anónimo dijo...

Yo intentaba chapar ( el término delata mi dad? ) con " Aun te amo " de Scorpions y " Murmullo descuidado " de alguna otra banda por el estilo, pero rara vez tuve exito.
Jaf suele tocar en ciertos bares perdidos del Oeste bonaerense, pero para un publico selecto de no mas de 50 personas.
Es verdad que la señora dueña del Blog lleva su apellido de tanto bailar lentos?....

random